domingo, 27 de marzo de 2011

LAS ARMAS DE CAZA ARTESANALES por Ramón Maguregui


Ramón Maguregui Epelde (Autor del blog)
Basculero de Pedro Arrizabalaga y Manufacturas Arrieta
El éxito de un trabajo bien realizado conlleva un esfuerzo
 que solo es compensado por su admiración




PEDRO ARRIZABALAGA & MANUFACTURAS ARRIETA
Morkaiko kalea,5 
20870 ELGOIBAR - Guipúzcoa 
Tlfn. +34 943743150
Fax +34 943 743154
info@pedroarrizabalaga.com
www.pedroarrizabalaga.com


Introducción
Mi propósito es compartir mis gustos, opiniones e  inquietudes y si se da el caso tratar de aclarar dudas o problemas que requieran la atención de un profesional de las armas de caza, además de,  ofrecer al lector la posibilidad de conocer parte de  la historia de  la producción de armas en nuestra comarca  y también aportar algunos consejos sobre diferentes temas, ampliando la información con fotos y vídeos de las diferentes etapas de fabricación,  al objeto de que el aficionado tenga una idea más detallada de los procesos de producción.
mi e mail.- armaguns@yahoo.com

Página principal
  • Homenaje a los maestros artesanos de las armas de caza
  • Museo de la Industria Armera de Eibar
  • La culata, una pieza de especial importancia
  • La labor del culatero o cajero
  • El arte del basculado
  • La bascula y sus componentes mecánicos
  • Automatismos, sus diferentes funciones.
  • El armado 



En homenaje a los grandes maestros artesanos de las armas de caza

Llevo trabajando en el mundo de las armas de caza más de la mitad de mi vida y he visto cómo hombres que han trabajado en el sector han pasado inadvertidos tras dejar su vida dedicada a este noble oficio que tradicionalmente ha pasado de padres a hijos hasta llegar a nuestros días, hombres que han trabajado las basculas ajustando con maestría cada una de las piezas y  tallando esas delicadas formas que realzan  la belleza de las armas. Cañonistas, que con tanta maestría lograban perforar y unir los tubos de acero forjado, bruñiendo sus interiores con suma atención al objeto de conseguir unos buenos plomeos y puliéndo el exterior a base de herramientas manuales, dando como resultado unos acabados perfectos. Culateros o cajeros, que con tanta habilidad  trabajaron las maderas, ajustando sus mecanismos, configurando sus formas y aplicando las medidas correspondientes. Grabadores, que han tenido la capacidad de dibujar los metales con asombrosa precisión logrando unos trabajos que en mi opinión son verdaderas obras artísticas, y los Armadores, que revisando, retocando cada una de las piezas y redondeando cada tornillo, terminaban el armado utilizando su  experiencia en cada uno de los pasos correspondientes. 

Jerónimo Maguregui Arrieta (1932 - 2011)
armero especializado en culatas a la medida
Propongo un homenaje a todos esos hombres que con el esfuerzo de su trabajo nos han situado en el mundo a la cabeza de los países productores de armas de caza artesanales


*   *   *


Un recuerdo muy especial a la memoria de mi padre que fue un excelente armero y una gran persona en todos los aspectos de la vida. 






 MUSEO DE LA INDUSTRIA ARMERA

Escuela de Armeria de Eibar en 1914 en la que 
estaba ubicado el antiguo museo de armas












HISTORIA

Los inicios

En 1910 el ayuntamiento de la entonces villa de Éibar recogía la inquietud de un grupo de eibarreses que veían la necesidad de la creación de una escuela de formación donde se debía de unir la práctica y la teórica de los diferentes trabajos y especialidades de la industria eibarresa. Ese era el planteamiento inicial de lo que a la postre sería la Escuela de Armería. Junto a la escuela se planteaba la necesidad de contar con un museo de armas el cual sirviera como herramienta pedagógica para el alumnado, e incluso para las industrias locales, así como de escaparate de los productos producidos en la villa.
Las instalaciones inauguradas el 24 de junio de 1914 contaban ya con la sala del museo de armas y ese mismo día se publicaba el primer catálogo Inauguración del Museo de Armería de la Villa de Eibar. Esa colección contaba con 580 armas de fuego, cortas y largas, seis modelos de armas blancas y diferentes trabajos de mecánica realizados por los alumnos de la escuela. Estas armas procedían de donaciones realizadas por los industriales eibarreses, donaciones particulares, del banco de pruebas y del Ministerio de la Guerra español. Parte de la colección, que iba siendo enriquecida con las donaciones de modelos de la industria local y adquisiciones realizadas al efecto, se perdió en 1936 cuando una muestra mandada a la Exposición Internacional de Armería de 1936 de París no pudo regresar debido a la Guerra Civil.

Tras la Guerra Civil
La fabrica de José Maiztegui,
tal y como quedó tras la Guerra Civil
Tras la guerra el museo permaneció en el olvido hasta 1960. Muchas de sus armas se perdieron durante la contienda y en el periodo de posguerra. En 1960 el entonces director de la Escuela de Armería, José Ormaechea, dedica una sala de las nuevas instalaciones de la escuela a exhibir parte de la colección. En 1961 Ormaechea crea una comisión para recuperar el museo y hacer de este uno de los mejores del estado. La Comisión, constituida por fabricantes de armas y otras personalidades municipales, de dirigió a diversos Regimientos y Parques de Artillería del país y a fabricantes de armas para solicitar armas antiguas junto con sus historiales y procedencias. Así mismo se acuerda investigar los diferentes procesos de fabricación de las mismas.3 de las piezas que partieron a la Exposición Internacional de Armería de París de 1936 son recuperadas gracias a las gestiones realizadas por el armero José de Uria.
En la celebración de cincuentenario de la la fundación de la Escuela de Armería fue un acicate para la consolidación del museo. La Comisión de Armeros y la Dirección de la Escuela hizo encargo específico a José Ormaechea para proseguir consolidando el museo. Ese año se integró a la comisión el Director del Banco de Pruebas Carlos RuizQuintía. Se procede a realizar peticiones de piezas a armerías y a jefes de estado extranjeros, muchos de ellos de países árabes. Las empresas de armas locales hacen donaciones de sus productos y se edita el segundo catálogo que recoge un minuciosos y detallado inventario de la colección así como una serie de artículos relacionados con el mundo armamentístico.

Nuevas instalaciones
Actualmente el Museo de la Industria Armera es un equipamiento museístico de carácter municipal que ocupa los 1200 metros cuadrados de la quinta planta del edificio de Portalea, de los cuales 1000 metros cuadrados están dedicados a espacio expositivo. El edificio fue una antigua fábrica de armas y está instalado en el centro de la ciudad.

Una de las secciones del nuevo museo
que se asemeja a un taller armero 
El Museo de Armas de Eibar alberga la colección de armas procedentes del anterior Museo de Armas, que desde 1914 tuvo su sede en la Escuela Armería, junto con posteriores compras y donaciones.

La colección cuenta con un número aproximado de quinientas piezas, entre armas de fuego, cortas y largas, y armas blancas, siendo las primeras mucho más numerosas. Aunque la mayoría de los elementos pertenecen a los siglos XIX y XX, se encuentra una pieza, la más antigua, que corresponde al siglo XVI.
  



Museo de la industria armera
Bista Eder, 10 - 5º | 20600 Eibar (Gipuzkoa)
Tel. 943 708446 | Fax. 943 708436







Floren y  Miguel Atxa , padre e hijo, en su taller de fabricación de escopetas, en 1915.



Imágenes de los sistemas de producción artesanal en la fabrica
Manufacturas Arrieta - Pedro Arrizabalaga


La culata, pieza de especial importancia

En mi opinión en un arma de calidad las maderas ocupan un lugar de especial importancia, puedo imaginar una escopeta o rifle con grabados sencillos y con unas maderas excelentes, pero no lo contrario.

La elección de la madera puede acarrearnos bastantes dudas sobre todo si tenemos un amplio muestrario donde elegir, pero no debemos olvidar que por encima de todo prima la robustez, por ello debemos fijarnos en la veta que atraviesa la empuñadura, ésta debe ser visiblemente longitudinal al eje de la misma.

El nogal es sin duda el tipo de madera más adecuado, ya que reúne las condiciones idóneas, el colorido, la belleza de la forma de las vetas y algunos detalles más son en definitiva detalles que pueden satisfacer nuestros gustos particulares.
Magnificas maderas de nogal en la que se puede apreciar el veteado
longitudinal en la zona de la empuñadura





Cuando elegimos maderas para dos o más escopetas, la selección va dirigida a encontrar unas que tengan la máxima similitud entre ellas, prácticamente es imposible que sean iguales ya que son naturales y por tanto irrepetibles.

El guardamanos debe ser de un color y veteado que guarde relación con la culata, existen tres modelos básicos, la clásica inglesa, media cola de castor y cola de castor, aun que éstas también pueden ser variadas en su anchura y longitud, dependiendo de la medida de la mano y los gustos personales.

El precio puede incrementarse substancialmente a medida que la calidad aumente, pero la elegancia y belleza que aporta una buena madera en un arma de calidad minimiza ese obstáculo que en compensación nos llena de satisfacción.


Cuando decidimos adquirir una escopeta por primera vez probablemente desconozcamos la complejidad que esconde la función de la culata, teniendo en cuenta que las escopetas de serie llevan las medidas estandarizadas, el comerciante que realiza la venta, tratará de ajustar éstas en la medida de lo posible.

La influencia que guarda la culata sobre el tirador es sumamente importante, la longitud de cuello, brazo y mano, la posición de encare y apoyo en el hombro, el equilibrio o reparto del peso total del arma y la manera de ejercer el tiro, son factores determinantes que se aplicaran a un arma fabricada bajo condiciones especiales o personalizadas. 

El culatero o cajero, tomará las correspondientes medidas al cliente y las aplicará a la escopeta PATRON, cuya culata es totalmente articulada, acto seguido con la escopeta encarada por el cliente,  verificará la correcta posición y retocará si fuera necesario, cualquier deficiencia  existente, volviendo a realizar diferentes encares y movimientos de giro hasta conseguir una posición  cómoda y repetitiva, a continuación anotará todas las medidas para que sean plasmadas en la culata a fabricar.

En conclusión, una culata fabricada a la medida, nos proporcionara comodidad,  confianza, eficacia en los disparos y una notable reducción del retroceso.


Cotas de medición básica





EL ARTE DEL BASCULADO
Entre todas las operaciones que conlleva la fabricación de una escopeta o rifle, ésta es la que menos llama la atención de quien admira un arma, sin embargo es la operación que más importancia tiene de entre todas ellas, ya que implica  la efectividad  del funcionamiento y asegura su longevidad, la belleza de las formas, el ajuste del cañón y el resto de las piezas, casi pasan inadvertidos bajo el grabado y el acabado final. La bascula en un arma es el corazón, y las piezas que componen el resto son sus órganos vitales, por ello el trabajo del basculero es delicado y requiere de la máxima atención en cada uno de los pasos a seguir con el fin de realizar un trabajo con la máxima garantia.

La bascula y sus componentes mecánicos  



(1)
(2

(1) - Preparación de la palanca de cierre.
(2) - Palanca de
cierre semi-limada y
en bruto, que se aprecia la marca superior del acero forjado usado en las escopetas de calidad, desechando las que
(3)
(4)
sean de material de micro fusión.



(3) - Vista de la bascula con la palanca de cierre asentada.
(4) - Ajuste y asentado de las pletinas.
(5)
(6)





(5) - Aspecto del limado y tallado de venas.
(6) - Limado del exceso de material periférico de las pletinas.
(7)
(8)







(10)
(7- 8) Dos vistas de una bascula con orejillas de refuerzo.
(9)








(9 - 10) La misma bascula con las formas previas al culatado.

Cañón en fase de ajuste

Pareja de basculas de estilo ingles
Bascula con refiletes







Bascula culatada y preparada para ser pulida

Detalle del enganche de guardamanos








Detalle del ajuste del guardamanos 







El armazón del guardamanos se ajusta mediante
un proceso muy laborioso



Sobre estas lineas una bascula de rifle express con los refuerzos tallados

Imagen de la bascula terminada


Tras el mecanizado el trabajo restante se realiza totalmente a mano 


Las herramientas utilizadas son muy variadas




 basculero de Pedro Arrizabalaga


AUTOMATISMOS, fase de la construcción de un arma que pasa necesariamente por un largo aprendizaje para saber todos los entresijos que conllevan sus diferentes funciones.

 Operación de tallado del alojamiento del tope del compresor de apertura automática
Ajuste y preparación de los extractores expulsores 


Imagen del automatismo expulsor instalado


 

Imágenes del trabajo terminado donde se pueden apreciar las diferentes fases y piezas que lo componen 





EL ARMADO 
Laboriosa función que requiere de la máxima experiencia.


Francisco Cendoya 
 retoca y pule una
bascula de rifle express



El armador, revisa y retoca cada una de las piezas montando y desmontando el arma tantas veces como haga falta hasta conseguir que todos los automatismos vayan perfectos, con suavidad y con total fiabilidad. 




3 comentarios:

  1. Da gusto ver armas de este nivel, son piezas preciosas. Soy de Eibar y estoy orgulloso de que todavía se hagan escopetas como estas y del prestigio que aportáis al nombre de nuestro pueblo. Envidio vuestro trabajo ¿Os hace falta alguien? ¿No? ... que pena, me hubiese gustado ser del oficio. Te aseguro que si algún día puedo ...y mi mujer me deja, me gustaría tener una escopeta "Pedro Arrizabalaga". Ramón muchas gracias por enseñar vuestro trabajo, os deseo buena suerte y espero que amplíes la información.

    ResponderEliminar
  2. Me siento gratamente sorprendido por alguien que muestra su sensibilidad hacia este noble oficio que debido a los tiempos que corren, cuando la máquina a sustituido al hombre, el oficio del armero parece haberse estancado en el pasado, ya no sirve hacer grandes producciones, el artesano no puede competir en ese campo de batalla, hoy solo queda hacer aquello que nadie hace y hacerlo bien, para conquistar los gustos más exigentes y para mantener nuestro prestigio en el nivel más elevado.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar